miércoles, 20 de abril de 2016

Sabor y sonido: el Chocolate Caliente

CHOCOLATE CALIENTE

Esta preparación es la clásica, pero ahora con el riquísimo y supremo cacao barloventeño de Venezuela, el mejor del mundo. No lo digo por chauvinismo, sino porque es la mera verdad. Váyase por la vía hacia el Oriente, y antes de El Guapo o por sus cercanías, encontrará una serie de empresas familiares dedicadas a cultivar, cosechar y procesar el exquisito cacao. Ellos los expenden en unas especies de barras, cada una de las cuales puede dar unas 20 tazas de chocolate. Eso sí, es importante espesarlo con maicena, y ponerle un puntito de sal; y azucararlo al gusto.
Hace un tiempo hubo una exposición del cacao en el Parque del Este, y conversé con Pedro Rosas Martínez, director de Chocolates Choco Chaca, y me dio su dirección, por si alguien desea llegar por lo seguro: Calle Real de Panaquire, frente a las canchas deportivas de Panaquire, estado Miranda. Barlovento, Venezuela. Teléfono (0414) 2308204 y email: chocochaca@mipunto.com.
Igualmente, el historiador de arte Carlos Duarte publicó hace unos años un libro sobre la historia de la degustación del cacao, y allí registra una bellísimas copas hechas con la nuez del coco. Se toma esta nuez y se corta a lo largo, como para confeccionar un vaso. Se pela y se pule. Las fotografías de Duarte muestran colecciones de la época colonial, engastados en plata y hasta con los monogramas de las familias. En algún momento mandará a hacer algo así para compartir con los asistentes al performance de Juana Francisca. Sin duda, de las tres recetas, esta es la más genuina y auténtica, proveniente desde las primeras épocas de nuestra nacionalidad como venezolanos y latinoamericanos, una maravillosa herencia de los ancestros primigenios, con el ingenio europeo.

No hay comentarios.: