viernes, 30 de marzo de 2012

Crónica Minimalista: En la zona de confort

Caracas.- Vivimos en capas superpuestas de mundos inventados, hipócritas, falsos. Erigimos falsos ídolos, con argumentos falaces. Nos engañamos y aceptamos ser engañados. Aceptamos con resignación la premisa según la cual hay que evitar el dolor, eludir lo feo, huir del disgusto, evadir el malestar, y a cambio de ello, compramos el placer, el hedonismo, la risa fácil, el dulce sintético, y nos hacemos adictos a la moda, al qué dirán, al espejo que devuelve un reflejo hermoso, a una zona de confort.
Creemos que somos libres porque hacemos lo que nos da la gana. Resulta que la libertad es un producto de consumo más, un producto simbólico que compramos al mejor postor, en los buhoneros, en el mercado, en el centro comercial, en Mercal, al traficante o al pana a través de un catálogo de productos, no importa la marca. Compramos la idea de la liberación de esclavos, cuando es un producto cuidadosamente pensado para hacer creer que eres dueño de tu tiempo, de tus sueños. Compramos la idea de la planificación, porque así podemos posponer nuestros deseos para cuando a otros les convenga y les venga en gana. Compramos la idea de las metas, porque a cada tanto tiempo en nuestras vidas se deben cumplir ciertas etapas: estudia, gradúate, cásate, ten hijos, adquiere tu tarjeta de crédito, cómprate un carro, cómprate una vivienda, hazte una cirugía, ponte las tetas/ nalgas/ boca/ botox, ahorra, viaja, jubílate. Pero… estudia lo que te digo, cásate y escoge por conveniencia. No tengas un hijo, pobrecito, necesita un hermanito o hermanita. ¿Y vas a seguir usando eso? ¿y no te da pena como eres? ¿y tú no tienes carro/ laptop/ tableta/ pin/ divisas? Así hasta el infinito, erigimos nuestra zona de confort.
Nos negamos al monoteísmo, y necesitamos ídolos, tal cual hace seis mil años. ¿Eso es evolución? ¿cuál es la evolución? Así que fabricamos héroes de carne y hueso a los que tratamos por todos los medios que no se les vean las costuras. Y, por supuesto, a los que no se les pueda criticar: "deberías apoyarlo porque es venezolano", "déjenlo trabajar", "ha hecho mucho por el país", "a él/ ella sí le importan los pobres"… hasta que llegue el niñito del cuento y exclame: "¡el emperador está desnudo!". Se derrumban los ídolos, cae la moral, necesitamos un nuevo líder y hay que fabricarlo. Igual que hace seis, siete mil años, porque el ídolo –de barro, de yeso o de carne y hueso- es nuestra zona de confort.
Todo para que al final de nuestras vidas, luego de asombrosas revelaciones y bajo capas y capas de lastre y engaños, descubramos nuestra carne viva, pellejos desnudos, vulnerables, pero en la zona de confort.

lunes, 12 de marzo de 2012

Crónica Minimalista: De lunas, de estrellas

La música pinta en tus manos una melodía tenue
Dibujas en el lienzo de tu guitarra las líneas más sencillas
            los tonos más amables
            y tu voz le pone resonancia y perspectiva al cuadro de tu canción.
Escucho y veo en el aire
el verde encanto de un amor que nace
que se apropia de los adjetivos
y produce gamas infinitas.
Presiento en tu pecho la voz del rosa pálido,
            y de los grises que se agolpan en mis sienes
            que me aturden
            me embelesan
Descubro en tu piel los matices de los acordes y consonancias
            y dibujas en mis aromas
            el leve encanto de la seducción
            que se hace eterna en el tiempo y en el espacio.
Busco en tus labios la forma
de descifrar un enigma
retengo en mi memoria 
tus claves y tus tonos
Abrigo en mi esperanza los sonidos más hermosos
unidos a esos colores que me impactan 
y me asombran
Levanto entre mis manos 
la copa de tus licores
inclino su borde a mis abismos para bañarme 
y ondear en el recinto un manto de amores
                                                   de lunas
                                                  de estrellas.

domingo, 11 de marzo de 2012

"Canarios" de Gaspar Sanz

video

Aquí les ofrezco "Canarios" de Gaspar Sanz. Estoy tratando de hacer varios videos e irlos mostrando. Mientras tanto, continúo montando repertorio para la guitarra barroca, sin abandonar ni la guitarrilla ni tampoco la guitarra moderna. Disfruten del video.

lunes, 5 de marzo de 2012

Crónica Minimalista: Entre letras y bytes

Caracas.- Nadie buscaba. No lo buscábamos. Allá, lejos, muy lejos, un ciudadano sube y baja las cuestas de su ciudad, cruza sus puentes, toma fotografías, pinta. Va y viene. Acá, en Caracas, una ciudadana viene y va, sortea la violencia como puede, trata de sobrevivir en una absurda maraña de sordidez. Alguna vez, algunas veces, los caminos de ambos no se bifurcan, y se encuentran en la red. Se visitan, se comunican, se frecuentan. Las coincidencias superan las diferencias, hay consonancia, casi hay contacto y en esta inmensa urbe que se ha convertido el globo terráqueo, se inauguran nuevas formas de ser humanos entre letras y bytes.