lunes, 31 de diciembre de 2007

FELIZ AÑO NUEVO 2008!!!


Para despedir de la mejor forma lo que ha sido este año 2007, lleno de contradicciones, pleitos, encuentros, desencuentros, fortuna, éxitos... los dejo con una iniciativa de mi pequeña hija Ana Margarita. Ella ha asumido para ella el espectáculo de Juana Francisca, y en las imágines podrán ver cómo ella "ordenó" nuestra casa para montar el escenario, tomar una kalimba, vestirse con cuanta toalla o cobija consiguió, incluso arrimó el pedestal de madera que suelo utilizar como atril, puso su pizarrita y no contenta con ello, pues hizo sus propias anotaciones musicales al estilo antiguo. Bueno, confieso que a mi se me cae la baba del gusto, y para mi es la representación clara del futuro, de la esperanza, de que todo puede ser mejor.
Auguro a todos los blogófilos, a los que me suelen visitar a esta página, a todos y todas muchos éxitos, y que sus buenos deseos se conviertan en realidad.

¡¡¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO 2008!!!!!

domingo, 30 de diciembre de 2007

Música y comidas: Sopa de Hallaca


En esta época del año, ya para culminarlo, me gustaría comentar varias recetas que combinan muy, pero que muy bien con la música renacentista. Imagino que la vieja Juana Francisca coloca su guitarrilla en el salón de su casa, se dirige al fogón y comienza a dirigir a las sirvientas. Ella misma se pone su delantal y pica vegetales, despluma la gallina, adereza. Aromas del pasado en el presente, he aquí tres sabores para combinar con el repertorio del pasado. Eso sí, hay adaptaciones para el presente, y también, confieso, hay comidas que trasgreden lo estrictamente cronológico. Ignoro el cuándo y el dónde exacto, pero supongo que cosas como estas solían comerse.
Algo que quería acotar, antes de proseguir con las listas de los ingredientes, es que leí en Esta Tierra de Gracia de Isaac J. Pardo, que en el siglo XVI ya se conocía la arepa y el casabe, pero como alimentos propios de los indios, no de los españoles. A mi se me ocurre que Juana Francisca sí conocía de esos sabores, ella, tan atrevida y osada como sus sirvientes; y mientras el resto de los colonizadores solía proferir con desdén "esas gentuzas de arepa y casabe", nuestra trovadoresa remojaba casabe en guisos de olivas y alcaparras, y acompañaba carnes secas de cacería con un buen pedazo de arepa.

SOPA DE HALLACA

La compositora Josefina Punceles de Benedetti me facilitó esta receta, y ella atestigua que la misma ha pasado de generación en generación, quién sabe desde cuando en su propia familia. Nada impide pensar que desde tiempos lejanísimos se aprecian estos aromas y sabores. Se las copio tal cual ella me la suministró... con sus modernizaciones!!!

Aquí va para 12 personas:

1 gallina (o dos pollos)
6 cubitos de gallina
4 ajoporros para el caldo
2 ajoporros cortados en rueditas
4 zanahorias grandes
1/4 Kgr. de cebolla

1 rueda o trozo de papelón de 4 dedos de largo
1 Kgr. de tomates pelados sin pepa pero con su jugo
1 pote pequeño de puré de tomate
1 frasco (260 gr.) de encurtidos en mostaza
1 frasco pequeño de aceitunas
1 frasco pequeño de alcaparras
1 botella de jerez
50 gr. de almendras peladas
unas gotas de vinagre

La víspera:
Montar la gallina con 4 litros de agua, cubitos, ajoporros y zanahorias.
Hervir por una hora; voltear la gallina y hervir otra hora.
Bajar del fuego y dejar tapado hasta el día siguiente.

El mismo día:
Sacar la gallina y cortar en trozos medianos.
Sofreir la cebolla y los 2 ajoporros
Colar el caldo y añadir la gallina, papelón, el sofrito, tomates y una cucharada de sal.
Hervir.
Añadir los encurtidos picados, la zanahoria del consomé en rueditas, puré de tomate, aceitunas, alcaparras, almendras, jerez y unas gotas de vinagre.


miércoles, 26 de diciembre de 2007

Mi guitarrilla

Mi guitarrilla es la extensión de mi alma. Sus cuerdas llevan lo que siento, transmiten y retransmiten mis sensaciones, a través de la hermosa música escrita para ella. Sencillamente yo me sintonizo con esa música, y sus notas lo que hacen es maximizar mis propias percepciones.
Esta bella guitarrilla está afinada en sol-do-mi-la, de la más grave a la más aguda de sus cuerdas, y el LA está entonado en la frecuencia de 440 hertz por segundo. Tiene diez trastes, y usa cuerdas Nygut hechas por la fábrica Acquila.
Sus clavijas son de curarire, una durísima madera venezolana, su tapa es de pino abeto alemán, y el fondo y los aros son de ciprés. La raya superficial es de palisandro, el mástil es de arce y la tastillera es de ébano; y fue construida por Claudio Lazcano del Castillo en 2004.
Tengo que darle el mayor de los créditos a este noble instrumento, pues gracias a él, Juana Francisca, la trovadoresa se dio a conocer durante este año.

viernes, 21 de diciembre de 2007

En Radio Fe y Alegría



Esta fotos las tomó mi colega periodista Gustavo Urbina, en una entrevista que me hizo en Radio Fe y Alegría, para su programa "Vientos de Cambio", que se transmite por la señal 1390 AM los días sábado a partir de las 11:00 a.m. Esta entrevista se llevó a cabo el 8 de diciembre.
Interpreté algunas obras de Le Roy y hablé sobre el espectáculo "Juana Francisca, la trovadoresa", para enamorar a los oyentes.
¡Gracias Gustavo!

jueves, 20 de diciembre de 2007

Último concierto de 2007


En estas fotografías tomadas por mi compañero de trabajo Eduardo Fuentes, se testimonia el concierto que ofrecí el pasado miércoles 19 de diciembre, en el Patio Negro del edificio de El Universal, en horas del mediodía. Al principio hubo como diez personas, pero a medida que avanzaba la música y ésta iba invadiendo el recinto, se aglomeró tal cantidad de personas, que estimo había no menos de cincuenta. Fue interesantísimo, porque se estableció un contraste entre la paz y quietud que transmite la música renacentista, frente a los repentinos cornetazos de los autobuses en la avenida Urdaneta, o los típicos ruidos de oficina que se sucedían adentro, ya que allí en ese sitio es donde la gente coloca sus avisos económicos, obituarios, desplegados, etc.
Otro dato interesante es la emoción que produce esta música. Igualmente, cuando de pronto levantaba la vista, observé ojos humedecidos. Luego, una vez que me cambié de ropa y proseguí mis labores periodísticas, recibí varios correos electrónicos de mis compañeros de trabajo, así como manifestaciones directas, con lo cual me señalaron especialmente esa emoción y paz, esa especie de hiato necesario en el trajín que supone el oficio del periodismo.
APROVECHO ESTA OCASIÓN PARA DESEARLES MUCHA PAZ Y ARMONÍA EN ESTAS NAVIDADES.
QUE EL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD LOS COLME DE BENDICIONES,
QUE EL NIÑO JESÚS NAZCA EN SUS CORAZONES, PUES "AUNQUE NAZCA MIL VECES EN BELÉN, SI NO NACE EN TU CORAZÓN AL MENOS UNA VEZ, DE NADA TE VALDRÁ", COMO DECÍA ANGEL SILESIO;
QUE SAN NICOLÁS, SANTA CLAUS, PAPA NOEL, O COMO QUIERAN LLAMARLO, ENTRE A SUS HOGARES CON LA PLENITUD DE SU BONDAD Y LA GENEROSIDAD CONTENIDA EN SU RISA MARAVILLOSA Y SU SACO REPLETO DE DONES.
¡ F E L I Z N A V I D A D !

miércoles, 19 de diciembre de 2007

El Patio Negro de El Universal

Dentro de unos minutos, a la 1:30 p.m., me presento en el Patio Negro de El Universal, concierto con el cual cerraré mi ciclo de presentaciones por este año 2007.

sábado, 15 de diciembre de 2007

En el Teatro Luis Peraza


Bien, aquí les muestro una secuencia de fotografías, nuevamente tomadas por Leo, mi foto-esposo, en plena actuación de mi performance "Juana Francisca, la trovadoresa". El bis fue ofrecido por mi hija Ana Margarita, quien ha demostrado un talento extraordinario (habla la voz de una madre objetivísima...) con el cual de alguna forma ambas le mostramos al público presente que la guitarrilla o guitarra renacentista es madre del cuatro, porque lo que Ana Margarita cantó fue nada más y nada menos que "El burrito de Belén" (creo que es así como se llama el lindo aguinaldo...)

Por último, tuvimos una mini sesión de fotos, en la primera ven a Oswer Díaz, mi fotógrafo oficial, pues es quien ha lidiado conmigo y mis guitarras en los últimos seis años. Anoche fue a mi presentación sabatina y me llevó una hermosa sorpresa: mi ex compañera de trabajo en El Universal, Yasmín Monsalve, quien desde hace más de tres años vive en Sao Paulo (Brasil) está en Caracas para pasar las fiestas decembrinas, y de paso me honró con su presencia.

Debo decir que el Luis Peraza es una sala excelente, no sé si porque está debajo de la Iglesia San Pedro, es decir, es el mero sótano del templo, lo cual le confiere un halo místico y mágico. Es una sala con una "vibra" muy positiva, muy linda. Lástima que el público no haya sido numeroso, como en mis anteriores presentaciones, lo cual tampoco le resta méritos. Suponemos que las circunstancias actuales lo determinan: inseguridad, tiempos post-electorales, época de compras decembrinas. Seguimos igual con gran entusiasmo, porque las personas que van amablemente comentan con agrado el trabajo que hacemos, con muchísimo gusto.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

A Julio Timaure


Julio Timaure, excepcional artista, actor y cantante acaba de fallecer. Apenas treinta y siete años de edad tenía, y a mi parecer era todo un maestro del canto, especializado en la interpretación de repertorios antiguos. En esta imagen lo vemos actuando como Orfeo, en la ópera homónima de Claudio Monteverdi, que en mayo de este año montó la Camerata de Caracas, bajo la dirección de la maestra Isabel Palacios.
Y así como destacó allí, también hizo lo propio como integrante del trío E-ón junto a mi maestro Bartolomé Díaz y el bajista Oscar Fanega. A Julio le correspondió darle voz a un proyecto que es de avanzada, de la más reciente vanguardia, donde la fusión de los sonidos electrónicos y lo tradicional encuentran un punto de equilibrio justo, perfecto, sano y bello.
Me hubiera encantado conocer más de Julio, haber aprendido de su estilo e interpretación... por lo cual su partida me duele y me sorprende. Dedico mis dos últimas presentaciones en el Teatro Luis Peraza, este fin de semana, a la memoria de este extraordinario músico y artista integral.

domingo, 9 de diciembre de 2007

Crítica de Einar Goyo Ponte

He aquí una foto tomada por el crítico y periodista Einar Goyo Ponte. Sobre título podrán hacer click para que accedan a su blog y leer lo que él escribió de mí, de donde tomé prestada la foto, durante mi presentación en el Festival de la Colonia Tovar. Pueden aprovechar y apuntar su dirección para que visiten frecuentemente su sitio, donde publica sus impresiones acerca del acontecer musical.

¡Muchas gracias Einar, por tu comentario!

jueves, 6 de diciembre de 2007

Cita con Dios en la Ucsar


Vengo de la Universidad Católica Santa Rosa (Ucsar), donde acabo de presentarme en la capilla mayor (la que se ve al fondo en la fotografía). Fue una cita con Dios, y no exagero. De verdad, como lo he mencionado en anteriores oportunidades, la guitarrilla es ella y su circunstancia, y por ende, la resonancia de las iglesias le viene tan bien, que hay que hacer un esfuerzo supremo para no detener la ejecución ante el asombro que provoca escuchar el instrumento resonando por todo el espacio, y con la certeza absoluta de que los meros oídos de Dios están escuchando. Lo bueno de la sensación es que Dios escucha sin juzgar, por lo que tocar en una iglesia lejos de intimidar provoca mucha paz, serenidad, quietud, sosiego, fortaleza interna, alegría.
Entiendo perfectamente ahora a Johann Sebastian Bach y a todos los que han sido maestros de capilla en su vida, porque tener a Dios como audiencia le cambia a uno la perspectiva de las cosas: no es lo mismo escuchar misa, escuchar música en una iglesia, incluso, voy más allá. No es lo mismo cantar en una iglesia que hacer música instrumental. Explico. Cuando se canta, el cuerpo mismo es el instrumento, por lo tanto no hay manera de percibir totalmente el "feedback", la respuesta, que cuando el instrumento está fuera de uno y se es el ejecutante. La sensación es totalmente diferente. He cantado infinidad de veces en iglesias y capillas, sobre todo en bodas; y hay que ver que ya es casi un éxtasis místico, pero lo vivido durante el mediodía de hoy supera todo. No sé si adicionalmente hay un componente previo espiritual, o de actitud previa. No lo sé.
Puedo confesar que antes de comenzar el concierto estuve completamente sola en la capilla. Acomodé todos mis implementos, verifiqué la afinación de la guitarrilla, me cambié de ropa, me maquillé, y como vi que todo estaba listo, pero aún faltaba un tiempo para comenzar, me arrodillé en un reclinatorio y recé... me senté luego en un banco y me quedé como quien escucha el silencio. No puedo decir nada más, porque la sensación es de completud.
Al concierto asistieron algunos profesores y alumnos de la Ucsar, incluso algunos de los míos. No fue mucha concurrencia, calculo que por falta de suficiente promoción o porque muchos alumnos y docentes estaban en actividades, sobre todo evaluativas. Pero sí vi, desde mi sitio, de espaldas a Cristo y de frente a la asamblea, ojos humedecidos. En un momento del performance me asaltó el pensamiento de que debía parecer una imagen de Santa Cecilia, y que bien teniendo alguien una cámara fotográfica hubiera podido captar hasta el halo. Vamos, no me siento santa ni mucho menos, fue, como dije antes, una sensación. Lo gracioso es que después, cuando todo culminó, nos quedamos hablando unos pocos, y hasta el profano tema de la Volta salió a relucir... en plena casa de Dios.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Concierto y clase en el Iudem


"Juana Francisca" fue ayer al Instituto Universitario de Estudios Musicales. Ante un público conformado mayormente por alumnos guitarristas y cuatristas, además de profesores de la talla de Federico Ruiz, Luis Zea, Pedro Andrés Pérez, Gonzalo Micó, Elys Salamanca, Parmana Armoogan, entre otros; presenté el performance, con mucha satisfacción por mi parte... Como siempre, y en aras de la objetividad periodística que nunca me abandona, solamente puedo hablar desde mi perspectiva de quien ejecuta, pues no puedo ponerme ni en el rol del público ni mucho menos de crítica musical. Eso es harina de otro costal y, en este caso, no me corresponde hacerlo. Sólo puedo atestiguar que el público presente me demostró ampliamente su cariño y aceptación, incluso testimonios como "me transporté", "sentí que no estaba en este sitio, sino en un lugar y tiempo remotos", y los agradecimientos. Acabo de recibir un correo-e de mi anfitriona, la periodista Isabel Blanco, quien me escribe: "Hoy continúan los comentarios positivos sobre tu presentación".
Preguntas, preguntas
Luego del recital, respondí preguntas ante la audiencia, y por aquello de que mi velocidad mental es limitada, ahora es cuando se me ocurren respuestas más concretas, sólidas o coherentes. Por ejemplo, ¿cómo hago para hacer todo lo que hago, en qué tiempo? Me quedé en blanco, pero sí, ciertamente hay una actividad mental que me parece importantísima: la música no es solamente un acto técnico, meramente de ejecución y movimiento mecánico de dedos. La música hay que sentirla en el alma, hay que meditarla, pensarla, y buena parte de lo que se traduce en los dedos en forma de movimientos musculares sobre un instrumento, tiene que pasar por la mente, ser meditada, "masticada". Esto no es algo que se me ocurrió a mi, sino que de tanto entrevistar a músicos y ejecutantes, llegué a esa conclusión.
Lo otro es que hay que meterse en el tiempo y circunstancia de la música: si lo que se ejecuta es música del pasado, pues hay que indagar sobre aquello. Por ejemplo, en estos momentos, estoy leyendo "Esta Tierra de Gracia" de Isaac J. Pardo, donde se cuenta de una forma amenísima y didáctica sobre las vicisitudes de la conquista y colonización. Tengo en cola: "Cubagua" de Enrique Bernardo Núñez, "El viaje inefable" de José Sánchez Lecuna, y un libro que compré en la Academia Nacional de la Historia sobre algunos aspectos de la vida colonial venezolana. De modo que nada es gratuito. Hay otro montón de cosas que podría alegar sobre lo que hago en escena, pero que no es más que el producto de la investigación. Y ya que estoy dando crédito a mis lecturas, por supuesto el excelente y pionero libro de Alberto Calzavara, "Historia de la música en Venezuela", editado por Pampero, y que merecería otra reedición para las nuevas generaciones.
Si fuera millonaria, o me gano el Kino este fin de semana y decido dedicarme de lleno a la guitarra, sin duda seguiría con esta propuesta estética que me he planteado: hacer recitales en su contexto y con el instrumento que caracteriza su época. Así que Fernando Sor y Napoleón Coste, dos autores que me matan por lo bello e importante de sus composiciones, serían abordados con la guitarra romántica que les corresponde. Y si hiciera a mis favoritos venezolanos contemporáneos, lo haría en el contexto del siglo XXI, vestida de blue jean, franela y abordando el tema político que nos rodea, porque ¿qué más? es lo que hay hoy en día... y hablaría de divorcios, y los hombres, los chamos que están de un avanzado, las lolas y la silicona... Sin duda que un recital así lo imagino en una plaza pública, con el ruido urbano y el caos citadino de fondo, como parte de la situación. Eso sí, estoy convencidísima de que nunca volvería a presentar un concierto al estilo siglo XIX (que los hice, los respeto, los veo y admiro; aunque la música que tocase fuera de ese periodo): con la distancia ceremonial de quien confía en lo que está en el programa, toca, aplausos, saludos, toca, aplausos, saludos... bises, al camerino y punto final. Tú, público, allá... yo, artista, por acá... aunque tocara a Francisco Tárrega, con la guitarra Antonio Torres Jurado. A que me pongo un traje decimonónico, un moño y me lanzo con un performance de ese tipo.
Nada, estoy escribiendo mucho para el tiempo que nos conocemos... Nos vemos éste y el próximo fin de semana en el TET, y luego comento más.

domingo, 2 de diciembre de 2007

Con el TET como sede!!!



No puedo estar menos que feliz por la oportunidad que me da el Taller Experimental de Teatro al ofrecerme su sala sede, el Teatro Luis Peraza, ubicado en Los Chaguaramos al lado de la Iglesia San Pedro, para mostrar por cuatro funciones más, mi performance "Juana Francisca, la trovadoresa"
Las funciones serán el próximo fin de semana: sábado 8 (a las 7:00 p.m.) y domingo 9 (a las 6:00 p.m.) y el otro fin arriba, sábado 15 (a las 7:00 p.m.) y domingo 16 (a las 6:00 p.m.), de nuevo.
Las entradas tienen un costo de Bs. 15 mil (Bs.F. 15) para público en general; y para estudiantes y personas de la tercera edad, en Bs. 10 mil (Bs.F. 10).
Adelanto que ya está en planificación el CD con el repertorio de la guitarrilla o guitarra renacentista, debido a que me lo han solicitado mucho al cabo de los conciertos ya realizados. En principio había planeado sacar primero el video con el espectáculo; pero en vista de que es menos engorroso y costoso el disco musical, pues espero comenzar a grabar en estudio a partir de enero o febrero de 2008.
Esto último implica también una nueva concepción en el repertorio y programa, pues uno de mis anhelos es poner a disposición de los oídos el repertorio español existente para guitarrilla; que curiosamente no es tan extenso como se piensa: apenas unas 16 piezas, de Alonso de Mudarra y de Miguel de Fuenllana. Equilibraremos, entonces, el repertorio español con el francés, ampliamente representado por Adrian Le Roy.
Por lo pronto, seguiremos comentando las novedades. Un abrazo grande, grande como el Ávila.