lunes, 23 de julio de 2012

Crónica Minimalista: Lo mismo que a usted

Caracas.- Miré de frente el rostro del personaje, y me asusté. Sabía que tenía que decirle algo coherente. Un saludo, "hola" no más. Pero no. No fue posible. Me acostumbré tanto a dialogar desde el teclado, que mirar de frente otros ojos que no sean los míos desde un espejo me asusta. Solo puedo ser sincera con las teclitas y sus pitidos que engendran melodías al azar. Mirar a otra persona, sí, un humano, cierto, ya me atemoriza. No sé qué decir. Mis sentimientos son sinceros en clave de blackberry, android, iphone, nokia o chimberry, y mis amores huelen a tinta de tuiter y feisbuc. No sé si a usted le pasa. Si es que a mi me pasa lo mismo que a usted.

lunes, 9 de julio de 2012

Crónica Minimalista: Con su soledad o sin ella

Caracas.- Siete de la mañana. Las paradas de buses y camionetas lucen abarrotadas de gente, a pesar de que el fin del año escolar es inminente y, sí, cada vez hay menos escolares en las calles. Gente seria, gente adusta, bien vestidos, mal vestidos. Con prisa o sin ella. Perfumes que se combinan con el olor de los escapes y con el sudor tempranero. La avenida Baralt luce su impecable inmundicia que ya es atributo de normalidad, costras de mugre y olores imperdonables, eternos. Y sobre esa capa, la gente acepta el desafío y espera paciente por su transporte. Con su soledad o sin ella.