viernes, 27 de junio de 2008

Crónica Minimalista: La Verdad

Caracas.- Amaneció periodista. Este oficio es lo más parecido a volar en ícaro sobre montañas y abismos, sin saber si habrá buen aterrizaje o si el viento lo llevará a uno quién sabe a dónde. Lo único que hay para sujetarse y aferrarse para llegar a buen puerto es agarrarse al Código de Ética y a la Ley de Ejercicio. No hay otra, porque este es de los oficios donde la responsabilidad no sólo es con la vida, sino con algo tan sublime como LA VERDAD.

jueves, 26 de junio de 2008

Crónica Minimalista: La seña del mono

Caracas.- Fuera de la moto, la situación es totalmente diferente. Desde afuera recuerdan a los caballeros templarios, sin ley terrena que los sujete. Pasan de largo ante la mirada impotente de los fiscales de tránsito, y no importa si la esquina en cuestión es la de San Francisco, la mismísima que acoge a la sede de la legislatura nacional, la de Carmelitas con vicepresidencia y todo, o, ¡qué tal! la de Miraflores. Una chifla secreta resuena como voz celestial, el fiscal vuelve a mirar sin poder hacer nada, suena su pito, y el motorizado contempla desde su espejo retrovisor cómo el funcionario de marrón no puede ni siquiera hacer la seña del mono.

martes, 24 de junio de 2008

Despedida en el Ateneo de El Hatillo



El Ateneo de El Hatillo me recibió el pasado 21 de junio, y con el solsticio de verano, y luego de 20 presentaciones de Juana Francisca y la guitarrilla (entre octubre de 2007 y junio de 2008), he decidido guardarla por un tiempillo para dedicarme a los tonos de José Marín y las pasacalles de Gaspar Sanz, pues ya es hora y tiempo de insuflarle vida al proyecto de la guitarra barroca.
Esto no quiere decir, para nada, que no vuelva a presentarme con mi traje del siglo XVI. Lo que quiero decir es que la gente no verá nada novedoso a lo antes presentado. Dos textos, "Juana Francisca la trovadoresa" y "Juana Francisca y el Quijote de Baruta", así como el programa para el recital "en seco" quedan allí, a disposición de quienes deseen escuchar y ver. Lo que digo es que lo NUEVO se lo dedicaré a la barroca, que requiere energías y mucha disciplina para domar ese hermoso instrumento.

viernes, 20 de junio de 2008

Crónica Minimalista: Viaje en mototaxi

Caracas.- Durante el recorrido, la melena se bate, y bate que bate... no hay forma de someter esos cabellos lisos extremos que Dios me dio. A lado y lado rugen carros, escapes vomitan sin parar todas las toxicidades que conocen y las que no, también. Arriba el sol arremete con toda su verticalidad y luminosidad, para regalar un esplendor extremo e insólitamente reveroniano. El paisaje es variopinto: de aceras y árboles, baches en el piso, moles de concreto, verde y más verde, el Ávila sempiterno observador. Atrás un corneteo y justo al lado otro más estridente, de esos que provocan amarrar al conductor a una silla y ponerle en estéreo una sonata de su propia medicina. Y por ahí un reguetón hace estremecer a un carrito gris plateado también de vidrios ahumados, al punto de ebullición casi para que estalle y salga el vapor por el huequito. Respiro profundo, y no me queda otra que toser y regocijarme entre el humo y el azulísimo de mi cielo caraqueño, mientras prosigo mi viaje en mototaxi.

jueves, 19 de junio de 2008

La vihuela viene en camino




Una bellísima vihuela modelo francés se está gestando en el útero-taller de Claudio Lazcano del Castillo. Seis órdenes dobles y afinación en sol. No veo la hora de hincarle los dientes a la música de Luys de Milán y sus secuaces renacentistas. Me da a la impresión de que Juana Francisca cambiará de instrumento en el espectáculo. Veremos.
Por otra parte, debo adelantar que ya estoy poniéndole mucho corazón al recital con la guitarra barroca. El repertorio que estoy estudiando es Gaspar Sanz y José Marín, principalmente, aunque no se descarta que le inserte algo de Santiago de Murcia.

miércoles, 11 de junio de 2008

Crónica Minimalista: ¡Y viviré!

Caracas.- De pronto, en el pasillo de transferencia entre El Silencio y Capitolio, se me ocurrió quitarme los audífonos del MP3: takás, takás, trrrraaakás, takás. Ñuelamá, següevóntajodío. Takás, takás, trrrrraaakás, takakás. Ñuelamá, ¡púrate que val tren! ¡muévelá! Nooo, marica, si el gafuese ni me ve, nooo marica, y que y que le dé... yo no sé que quierél. Takás, takratás, trrrrakakás, takás. Següevón sechún peo, nooda, se cagó. Ay Dios santísimo, nadie respeta ya, ¡niiiña no mempuje! Muévela mami quetoy retardao. Gracias. Sóplate los mocos y cállate, mírate cómo te pusistes Reynalduandrés, camina, camina, cállate. ¡¡¡Uaaaaaaaa!!!... No soporté más. Volví a colocarme los audífonos y la negra Celia Cruz me santiguó: "¡y viviré!".

martes, 10 de junio de 2008

Performance y Recital

Recientemente, la Trovadoresa tuvo dos conciertos: el de la Quinta Anauco, el pasado sábado 31 de mayo, y el que acabo de hacer el jueves 5 de junio en la Casa de Estudio de la Historia de Venezuela "Lorenzo A. Mendoza Quintero". Fue un mediodía especial, porque no actué bajo el personaje de Juana Francisca, sino vestida de "civil". Me presentó el curador de la exposición "El cuatro y su evolución histórica", Rafael Casanova; y luego agrupé las piezas para guitarrilla en bloques, y entre cada bloque fui explicando y relatando pormenores del instrumento. Lo más hermoso fue constatar cómo la gente se conmovió con esa música tan bella y en un lugar tan acogedor y cálido.

lunes, 2 de junio de 2008

En la Quinta de Anauco





Una de mis mayores ilusiones con este instrumento era llegar a la Quinta de Anauco, como efectivamente ocurrió, el pasado sábado 31 de mayo. El ambiente es tan maravilloso, que estoy segura de que el público se transportó a las épocas pasadas, porque, efectivamente, a mí me pasó.
En la secuencia fotográfica se muestran algunos aspectos del concierto, y en la última imagen estamos Nicolás Volpe, notable luthier, mi maestro Bartolomé Díaz y su servidora.
La invitación ahora es para el día sábado 21 de junio, a las 5:30 p.m. en el Ateneo de El Hatillo.